viernes, 14 de junio de 2019

TODO ERROR...




Todo error es una encrucijada que nos sitúa ante dos opciones: perpetuarlo o corregirlo. La primera nos conduce necesariamente al ahondamiento de la descubierta -o redescubierta- estupidez; la segunda hacia un forzoso -y doloroso- crecimiento.

viernes, 7 de junio de 2019

LA COLMENA Y EL ARCOÍRIS


Recuerdo el fragmento de un poema de Rafael Cadenas: “… una colmena donde se oculta un arcoíris…” Imaginario de una colmena con un arcoíris en su interior: metáfora de múltiples sugerencias.
Una colmena de cerrados espacios y un arcoíris de luces dibujadas en el cielo, una colmena de  automatizados esfuerzos y un arcoíris de coloridas sugerencias, una colmena de homogeneidades reiteradas y un arcoíris de inesperados brillos, una colmena siempre igual a sí misma en un inmodificable tiempo y un arcoíris brillando en cierto instantáneo ahora, una colmena de multitudinario tedio y un arcoíris momentáneamente inspirador, una colmena de letárgica uniformidad y un arcoíris de cambiantes sugerencias.
La colmena, generalmente oscura, es el umbrátil territorio donde se ocultan lo amorfo y multitudinario. El arcoíris se presenta al cielo abierto: amplitud de todos los colores brillando en el firmamento.
En la colmena, no se crea: se repite. No se sueña: se obedece.
Percibimos el rostro de la colmena humana -o inhumana- allí donde se impusieron la opacidad de las rutinas, la reiteración de los actos, la obligación de las obediencias, la perdurable opresión…