viernes, 12 de abril de 2024

Tus espejismos

     Vives junto al apoyo de tus espejismos. Ellos te aíslan del mundo y, a la vez, te comunican con el mundo. Precisas de ellos para enfrentar lo fortuito del tiempo que aguarda por ti. Junto a tus rutinas, tus espejismos son hábitos necesarios para protegerte del azar y conjurar un tiempo impredecible de excesivas conjeturas.

viernes, 5 de abril de 2024

Verdades, tus verdades


Tus verdades: sin un sentido “útil”, se desdibujan y, a la larga, se desvanecen. 

                            ****    **** 

Con estupor, descubres que el tiempo de algunas de tus verdades pudo resultar muy efímero. 

                            ****    **** 

Es verdadero tu propósito por reunir lo posible y lo real.

Es verdadero cuanto te sostiene en el tiempo.

Es verdadero aquello de lo cual alejarte significaría dejar de ser tú mismo.

Son verdaderos los acuerdos entre tus ilusiones.

Es verdadera tu memoria apoyando la promesa de un mañana.

Son verdaderos los espacios conquistados en tu nombre. 

                            ****    **** 

Existe verdad y existe belleza en el compromiso, la plenitud, la sensibilidad, la pasión, la coherencia, la perseverancia...

Existe verdad y existe belleza en el conocimiento que te permite ser y te permite crecer al hacer. 

                            ****    **** 

viernes, 22 de marzo de 2024

             Acompañan ilusión y desencanto ese enigma que tan a menudo eres para ti mismo.

Te describes sobre el espejo de lo inesperado. Lo que te asombra te revela.

Confianza en ti: de perderla, te desvanecerías en un absoluto sinsentido.

Entiende tu historia como aliento. De lo contrario, serás solo forma deshaciéndose en muy diversas formas de la nada.

 

viernes, 15 de marzo de 2024



Aprendes a reconocer la inseparable presencia de cielos e infiernos inseparablemente reunidos.

Aprendes a desdibujar muchos rostros para imponerte la importancia de unos pocos rostros.

Aprendes a rechazar la dispersión de las voces para ratificar la fuerza de ciertos monólogos y ciertos diálogos... 

                            ****    **** 

Conviertes ciertos instantes de tu pasado en luminosos imaginarios al interior de tu historia. 

                            ****    **** 

Te propones hallar respuestas que, perteneciéndote -sientes, sabes- deberían pertenecer también a muchos otros, acaso a todos. 

                            ****    **** 

Únicamente huésped de tus personales argumentos, conjurarás la pesada verosimilitud de lo real. 

                            ****    **** 

Jamás habrá respuestas para esas preguntas que o no supiste o no te atreviste a enunciar.  

                            ****    ****

viernes, 8 de marzo de 2024

             De muchas, de casi infinitas maneras, podemos relacionarnos con la realidad; y la escritura, claro, es una de ellas. Escribimos y otorgamos a las palabras la potestad de nombrar, describir, explicar... ¿Qué? Acaso nuestra interminable curiosidad, nuestros muy frecuentes asombros, nuestras depositadas esperanzas en el tiempo por vivir y construir; y, acaso también, nuestra inconformidad con ciertas o con muchas cosas. Y, haciéndolo, podemos descubrir en la acción de las palabras (de ese acto que nos acerca al mundo a través de las palabras) una manera, no solo de comunicación con la realidad, sino también de convertir las voces parte de nuestra más humana realidad.